• Diego Palma

La Práctica del Amor propio

Actualizado: 22 de jun de 2018



¿Auto-realización o amor propio?


Pregúntate, ”¿Quién soy yo?”. Como verás, no hay una respuesta conceptual a esa pregunta. La respuesta, bajo ciertas circunstancias especiales como una experiencia de casi muerte, una cambio profundo en tu vida, o una experiencia con plantas psicotrópicas, podría venir como una respuesta vivencial, directa y sentida más allá de las palabras. "¿Quién soy yo?" te traerá una auto-realización profunda de la ausencia del personaje ficticio que proyectamos.


Pero ¿Quién soy yo?, no te garantiza que vas a ser una buena persona, y hablar sobre la realización personal sólo funciona cuando estás cerca de gente que está igualmente interesada en ese tema. Al final, estas realizaciones no tendrán importancia si no eres capaz de vivir en un estado amoroso, que es lo que has estado buscando toda tu vida.

Entonces, ¿qué prefieres? ¿Auto-realización o amor propio? Porque vivir en un estado centrado en el corazón no es una realización, es un viaje, una práctica de toda la vida.


Reconoce que "amor" es lo que deseas sentir dentro de ti


Todos sabemos que el amor es la vibración más alta en la existencia. Todos conocemos el poder del amor de una manera conceptual. Vivimos en un mundo de personas que conocen el poder del amor pero no saben cómo despertarlo en sí mismas.


Debido a cientos de años de condicionamiento, nuestra atención está centrada en la cabeza, en la mente. Todo maltrato es nada más que sed de amor. Todos lloramos por amor. Cada argumento es un reclamo de amor. Toda adicción es un lamento de amor. Todo desorden alimenticio es un reclamo de amor. El amor es la meta que deseas sentir y realizar dentro de ti. Tú puedes alcanzar muchas realizaciones de la verdad, pero a menos que te centres en el corazón, no serás capaz de mantener la vibración del amor, que es lo que has estado buscando toda tu vida.


Cuando sientes amor en tu corazón, te sientes bien, realmente bien, y nada más importa si sientes amor por dentro. No importa lo que pase afuera. Si te sientes bien por dentro, estás bien.


Por ejemplo, después de una ceremonia siento como si mi corazón estallara de amor. Es hermoso. El día siguiente es increíble para mí. La conexión con los demás, con mis hijos, con la vida, con mis perros, con la gente, con todo. Estás centrado en el corazón, y puedes ir a la calle y si alguien te corta el paso con su coche no importa. Cuando estás realmente bien dentro, nada va a molestarte. Es una sensación hermosa. Cuando sentimos amor por dentro, estamos realmente saciados. Un hermoso estado lleno de gratitud y vibraciones elevadas. Todos lo estamos buscando en todo momento. Y hay una forma de cultivarlo.


Pasamos la mayor parte de nuestra vida tratando de ser valorados por otras personas, de ganarnos la aprobación de la gente en vez de ser la persona que te quiere como los demás no pueden.


El amor tiene que venir de dentro. Cuando lo buscamos afuera, se siente bien por un tiempo, pero siempre necesitaremos más y más. No podemos alcanzar un estado de satisfacción a menos que venga de dentro. Se llama “amor propio”.


Crecemos en una sociedad que no nos enseña a cultivar el amor propio. Nuestro sistema escolar y la sociedad nos empujan hacia una dirección de competencia y consumo en todo momento. No nos enseñan el amor propio, y es tan importante, es absolutamente crucial para nuestro desarrollo emocional.


Una de las más grandes manifestaciones de violencia que podemos ver en el mundo es la violencia silenciosa que nos damos a nosotros mismos, el diálogo interno, las cosas que nos decimos a nosotros mismos. Así que siéntate, abrázate y repítete incesantemente:” Te amo, te quiero".


Aceptación radical de quienes somos


El amor propio comienza con algo crucial. Empieza con una aceptación radical de quién eres. Por completo, con toda tu sombra, con todos los aspectos que no quieres mostrar a nadie, con todas nuestras adicciones y disfuncionalidades, con todo, con todas las cosas que no nos gusta proyectar, con todas las cosas que rechazamos de nosotros mismos, con todas las cosas que nos avergonzamos de mostrar.


Todos estos aspectos son el niño interior llorando y anhelando tu atención, tu amor. Tu niño interior añora tu honestidad y amor propio. Primero tienes que abrazar todo tu ser completamente.


Recuerda, no tienes que estar en tu mejor momento para atravesar las puertas del cielo. La vida te está aceptando como eres ahora. La vida no desea que te portes bien. La vida te quiere tal como eres ahora. Eres parte de "Todo lo que es" como eres ahora. Y "Todo lo que es" no sería todo lo que es, sin ti.


Práctica de abrazarte a ti mismo


Prepara un espacio en soledad. Tómate tu tiempo para aclarar tu mente y conectarte con tu aliento y abrazarte, y repítete a ti mismo, "Te amo”, "Te amo". Reconociendo que toda esta sombra, todos estos aspectos ocultos son tu niño interior en busca de tu atención, anhelando tu atención. Abrázate completamente a ti mismo y acéptate radicalmente tal como eres, "Te amo, te amo", incesantemente "Te amo”. Date a ti mismo el amor y la atención que no has aprendido a entregarte hasta este punto. Ama tu propio corazón.


Haz que sea tu práctica espiritual. Ama a tu corazón con regularidad, sin descanso. Constantemente, haz tiempo para amar tu corazón. Amar tu corazón es la respuesta a todo lo que se presenta. Aumentará tu frecuencia vibracional y tu percepción cambiará.


El amor propio no va a venir como una realización espontánea. Se desvanecerá si piensas que será el producto de una realización, pues en realidad es una práctica que dura toda la vida. Toma su tiempo como algo que necesitas aprender, como aprender a tocar un instrumento. Es una hermosa práctica el simple hecho de sentarte y amarte a ti mismo. Quererte y amar lo que surge es una práctica constante que naturalmente te llevará a un espacio de alta vibración, de alta frecuencia.


Sensación de inautenticidad al practicar el amor propio


Al principio, puede sonar un poco inauténtico, te dices a ti mismo, "Te amo" y no puedes sentirlo. Pero si sigues repitiéndote a ti mismo, "Te amo”, "Te acepto completamente", tu subconsciente le dará permiso a tu cuerpo para sentir el amor que estás proyectando con tus palabras, y entonces empezarás a sentirlo.


Empieza a crear nuevos patrones dentro de tu mente subconsciente haciendo que "Te amo" sea la cosa más popular que te estás diciendo a ti mismo.


Si no sabes cómo amarte a ti mismo, empieza por amar al que no sabe cómo amarte a ti mismo. Ama al que busca amor pero no sabe cómo dejarlo entrar.


Declara tu interés en cambiar tu nivel de conciencia


Si reconoces que el amor es lo que buscas en el centro de tu experiencia de vida, entonces declara como tu único interés el cambiar tu punto de consciencia de vivir en la mente a vivir en el corazón, y luego alíneate con enseñanzas cuyo único propósito sea regresar tu atención a la pureza del amor que ya eres.


Cada vez que te encuentres sintiéndote de una manera que te resulta incómoda, en vez de pensar en lo que crees que representa, simplemente lleva tu atención al corazón e interésate en sentir lo que sientes y no en pensar en ello. Cuantas más veces simplemente traigas la atención al corazón, únicamente para sentir tu experiencia y no pensar en ella, más se abrirá tu cuerpo.


Todo es un reflejo de cómo te tratas a ti mismo


Esta es una manera diferente y transformadora de acercarte a tu realidad. No se trata de crear resultados. No creamos resultados. Nos tratamos con amor y naturalmente somos testigos de cómo el mundo nos trata de la misma manera que elegimos tratarnos a nosotros mismos. Esto es Mecánica Cuántica.


¿Cuáles son las palabras que he estado esperando que otros me digan?

¿Puedo ser yo quien me diga eso a mí mismo?

¿Puedo ser yo el que se ama a si mismo en vez de culpar y juzgar el camino de los demás?

¿Puedo ser el amor que siempre he estado esperando?


Ámate a ti mismo, ama tu corazón en respuesta a cualquier cosa que aparezca en tu campo. Si algo llama tu atención, dale amor.


Artículo recomendado: Cómo lidiar con las Emociones Negativas

1,452 vistas

© Creado por Diego Palma

© Administrado por Arué Palma

  • Black Facebook Icon
  • Icono negro Vimeo
  • Black YouTube Icon