• Diego Palma

El Proceso de Despertar

Actualizado: 6 de jul de 2018



Tu tarea no es buscar el amor,

sino buscar y encontrar todas las barreras dentro de ti mismo que has construido en su contra.

- Rumi -


La brecha en el paradigma


Hablar sobre la Consciencia o la Verdad es imposible debido a lo que se llama la "brecha en el paradigma".


La Verdad no puede ser expresada o capturada. Sólo podemos hablar de lo que no es, no de lo que es.


Sólo podemos hablar en términos de dualidad, de opuestos. No podemos saber o concebir nada fuera de la dualidad. No conseguimos capturar algo que no puede ser capturado en los términos de nuestra estructura vivencial, la realidad dualista. Nunca podrás expresar la Verdad, porque es un movimiento y no puedes capturarla, contenerla o expresarla.


Hay Consciencia, pero nadie puede expresarla y nadie puede cogerla o señalarla. No puedes encontrarla porque no está perdida. Está en todas partes en todo momento - nunca ausente, nunca distante, pero no se puede poner en palabras. Esa es la brecha en el paradigma.


Sólo podemos hablar de lo que no es, no de lo que es.


"El proceso de despertar es un proceso de desprogramación, un proceso de desaprender lo que no es verdadero. El término "realización de la falsedad" es un término menos engañoso para "Despertar" porque uno no realiza la verdad, sino que se somete al largo proceso de desaprender lo que no es verdad - todo excepto Yo Soy.”

- Jed McKenna -


La búsqueda de la Verdad es absurda, porque es algo que no se puede captar ni expresar. Tienes que volverte menos falso, iluminando lo que no es verdadero y dejar que la verdad se revele a sí misma, lo que queda es la inexpresable Verdad.


Así que, en vez de buscar la verdad, iluminas lo que no es verdad, la creencia que estás sosteniendo como verdadera.


La única verdad es yo soy - existo.

Esa es la única verdad.

Todo lo demás es un concepto.

- Ramesh Balsekar -


Yo soy es la constante fundamental del conocimiento, todo lo demás es una creencia. No puedes conocer la Consciencia directamente hasta que no hayas desenmascarado todo lo que hay en su camino.


El proceso de Despertar


La realización de la Verdad es un proceso de desconstrucción. No se trata de más, sino de menos. La única construcción necesaria para el despertar es aquella que facilite la demolición.


Además, vamos a repetir una vez más que el despertar no es un viaje de autodesarrollo en absoluto. Tampoco es un proceso de búsqueda. Es un proceso de desconstrucción de todo lo que no es verdad. Todo lo que no es. No queda nada en pie.






NETI NETI NETI

(esto no, aquello tampoco)

"Al contemplar quién no eres,

la realidad de quién eres

emerge por sí misma."

- Sri Nisargadatta Maharaj -








"La creencia en las cosas que son falsas es lo que nos aprisiona en el estado de ensueño. Debemos cuestionar todas nuestras creencias, ideas, opiniones y suposiciones hasta llegar a la fuente misma de nuestro ser, hasta que lo que es verdadero, real y eterno se revele por si mismo. “Yo soy” es la verdad absoluta. Todo lo demás es una creencia. La consciencia es todo.”

- Adyashanti -


Autólisis Espiritual


La libertad es una idea incompleta. Tienes que estar libre de algo. ¿De qué quieres ser libre?


¿Qué es la Iluminación?

La iluminación es la libertad de la falsedad.

Despertar es el proceso de desprogramación.

La iluminación es el estado no programado.

- Jed McKenna -


Jed McKenna propuso una práctica de desconstrucción que él llamó Autólisis Espiritual, la cual es una práctica muy simple pero profunda. El primer paso es buscar la verdad. Auto indagación... ¿Qué es cierto acerca de quién soy? Arrancar capa por capa. Todo lo que tienes que hacer es sentarte y escribir la verdad, y continuar escribiendo hasta que encuentres algo que sea verdad.


Este no es un diario sobre auto exploración o sentimientos y reflexiones. No se trata de evolución personal o espiritual. Esto se trata de lo que tú sabes con seguridad, acerca de lo que eres que es verdadero. No importa por dónde empieces. Escribe y reescribe. Hazlo más limpio y corta el exceso de ego y síguelo adonde sea que te lleve hasta que termines.


Con este proceso, arrancas capa tras capa de falsedad disfrazada de verdad. Escribirlo te permite actuar como tu propio maestro, tu propio crítico, tu propio oponente.


¿Qué es verdad? o ¿Quién soy?, es la pregunta en el centro. Utiliza esta indagación incesantemente como una herramienta para perforar a través de todas las capas de ego y de ilusión.


En el proceso de des-realización de la falsedad, uno desmantela su personaje ficticio pelando las capas de falsa identidad hasta que todo lo que queda es aquello que no puede ser cortado, destruido o reducido aún más; la verdad final, el punto de consciencia "Soy".


La suspensión de la incredulidad


¿Qué nos impide despertar? Las causas principales de nuestra falta de duda son las suposiciones sin cuestionar que mantenemos en nuestro sistema de creencias acerca de la realidad, y la aceptación ciega de la mentalidad de la masa (la realidad consensual).


Nunca miramos porque nunca dudamos, y nunca dudamos porque estamos llenos de suposiciones que no cuestionamos. Aceptamos apariencias y cabalgamos en la ola del consenso.


Cuando vas a un cine, haces un trato contigo mismo para relajar tu discriminación y dejar que la película penetre en ti. Esto es lo que se llama "suspensión voluntaria de la incredulidad". Sabes que la película no es real, pero te sientas tranquilamente durante dos horas y te permites experimentarla como si lo fuera. Suspendes tu incredulidad para formar un vínculo empático con los personajes y la película. Nosotros hacemos lo mismo con la realidad todos los días.

Como una necesidad práctica, todos suspendemos la incredulidad en todo momento. En algún lugar dentro nuestro sabemos que un almuerzo de comida rápida es más nocivo que nutritivo, pero nos lo comemos igualmente. Esto se debe a que en realidad, no es lo que comemos lo que está desquiciado, es todo. ¿Dónde dibujar la linea?


No podríamos comer nunca en un restaurante o comprar en una tienda normal sin suspender la incredulidad acerca de la calidad de lo que consumimos. Tenemos que hacernos los de la vista gorda sobre muchas cosas para poder terminar el día. No podemos librarnos de la suspensión de incredulidad porque es el medio de operación dentro del sueño de la vida, y nosotros no sólo estamos en el sueño sino que somos el sueño en si mismo.


Estamos programados desde nacimiento para suspender la incredulidad y permitirnos pretender que la realidad es real, pero si queremos dejar de fingir y descubrir lo que realmente es real, tenemos que volver a enganchar nuestro sistema crítico de incredulidad y volvernos furiosamente, fanáticamente, patológicamente escépticos.


Ninguna cantidad de escepticismo podría ser demasiado extremo. La verdad no necesita tu devoción, necesita que abras los ojos. Al ser escéptico, no estás defendiendo una posición, estás compartiendo tus observaciones honestas, honradas hasta lo más profundo, trascendiendo lo sagrado y las creencias sagradas e incuestionables. La realización de la verdad no requiere nada más que pureza de intención.


En el corazón del budismo se dice que sólo hay un pecado: El pecado de la ignorancia. No hay nada más. No es el tipo de ignorancia en la que no sabes algo, es del tipo en el que sabes algo que no es verdad!


Nosotros creemos que somos seres racionales y podemos mofarnos de aquellos que asumimos menos racionales que nosotros, pero podríamos preguntarnos, ¿Y si no somos racionales? ¿Y que tal si la apariencia de racionalidad se presenta antes que la percepción de la realidad? ¿Que tal si estamos bajo un hechizo que nos dice que estamos despiertos?


La experiencia humana tiene que ser completamente convincente, involucrando nuestros sentidos y estado mental, por lo que un grado de suspensión de incredulidad debe ser impuesto en los jugadores. No es la mentira que nos creemos la que nos mantiene en el sueño, sino la mentira que nunca cuestionamos.


Nada es sagrado


No sostengas nada como sagrado, santo o divino; sólo verdadero o falso. Todo lo que consideres sagrado y profundo está en contra del proceso de despertar. Acepta con seriedad cualquier cuestionamiento y no consideres nada sagrado. El hecho de no sostener nada sagrado significa que nada es asumido como verdadero y que todas tus suposiciones son un juego imparcial. Cuanto más espirituales resulten, tanto más imparciales deberán ser. En última instancia, lo más importante que hay que cuestionar son tus suposiciones más sagradas e incuestionables sobre ti mismo, los demás y la vida.


Ten cuidado con la tradición


Tradición es sólo una palabra para las creencias que aceptas como verdaderas sin haberlas verificado por ti mismo. La tradición es el profundo camino que se forma tras muchos años de ser recorrido por el rebaño. La aceptación sin crítica, típica de la mentalidad del rebaño es el suelo fértil en el que se enraízan todas las falsas creencias. En lugar de la propia credibilidad y autodeterminación, la mayoría de la gente compra un sistema de creencias donde no se requiere pensar.


Para los que se consideran buscadores alternativos, simplemente tengan en cuenta que correr separados del rebaño es sin duda mejor que correr con él, pero de ninguna diferencia sustancial si aún estás corriendo en la misma dirección.


No creas en la fuerza de las tradiciones aunque se hayan mantenido en honor por muchas generaciones y en muchos lugares; no creas nada porque muchas personas hablan de ello. Todo es auto-verificado o falso, así de simple. Tù estás por tu cuenta.


¿Qué es la fe?

La fe es sólo otra cara del miedo. Es un mecanismo defensivo del corazón asustado que trata de dominar la mente dudosa. El miedo ensombrece la razón y da lugar a la fe. Seamos honestos; esto no es un negocio de fe y confianza, es un negocio de autoverificación.


Autosuficiencia


Considero que la verdadera enseñanza del Buda es "Descúbrelo por ti mismo". Si el príncipe Siddhartha lo logró por su cuenta, entonces tú también puedes. El Buda fue sólo un tipo que se puso serio y lo resolvió por sí mismo, así que tal vez ésa es su verdadera enseñanza - que lo puedes resolver por ti mismo. Tal vez el punto es que no era una especie de deidad, sino un tipo como tú o como yo.


La verdad no necesita enseñanzas, no requiere de ningún guru, y no es un camino espiritual. La búsqueda de la verdad no es un camino espiritual y nunca lo fue. Lo último que necesitas es más conocimiento. Despertarse no es una disciplina teórica que se domine a través del estudio y la comprensión. Gran parte de las enseñanzas que leerás en tu vida son un dedo señalando al dedo que señala a la luna en vez de a la luna.


La analogía del vampiro

Si los vampiros realmente caminasen por la tierra habría maestros y clases donde podrías inscribirte si quisieras convertirte en vampiro tú mismo, como supongo que lo harían algunas personas. Si el profesor fuese él mismo un vampiro, podría morder a los demás e intercambiar fluidos o lo que sea y todos serían vampiros instantáneamente.


Pero si el maestro sólo fuese un ser humano común y no un auténtico vampiro, entonces probablemente lo encontraríamos trabajando con reglas específicas para que sus estudiantes sigan: No salgan a la luz del sol; No coman ajo; No beban agua bendita; No introduzcan palos de madera a través de sus corazones, y así sucesivamente.


Los aspirantes a vampiros harían cola y pagarían su dinero para oírlo, y volverían a sus vidas y se esforzarían por seguir las instrucciones de sus maestros con la esperanza de que, al hacerlo, llegarían a ser vampiros.


Pero, como todos sabemos, así no es como te conviertes en vampiro, sino como juegas una fantasía. Si sólo quieres ser feliz y actuar como un vampiro te hace feliz, entonces súper, eso es definitivamente lo que tienes que hacer. Pero, si quieres convertirte en vampiro, vestirte de negro y afilar tus caninos no va a hacer funcionar el truco.


Recuerda, no hay ninguna autoridad externa. Todo tienes que verificarlo por ti mismo, directamente, sin la obstrucción y los filtros de los intérpretes o intermediarios. Si adoptas algo que alguien dijo, es sólo después de que lo hayas verificado por ti mismo. Tienes que resolver esto por ti mismo porque tu ser es lo que hay que resolver. Estás por tu cuenta. La primera regla en este negocio es que estás por tu cuenta.


Cuando oímos la frase "¡Mata al Buda!", significa sigue adelante. ¡Levántate! Aún no has llegado, sigue avanzando. Crees que estás ahí pero no lo estás. Sea quien sea, sea lo que sea, es sólo otra proyección de tu propia mentira. Mata la cosa y sigue adelante. Eso es lo que significa.


En este momento, como humanidad, estamos viviendo nuestro peor escenario. Así que no confíes en las creencias que vemos alrededor como la norma. Cultiva una mente y una aproximación escéptica. Abre los ojos. Mira. Nutre tu descontento. Empieza fresco. Piensa por ti mismo. Confía en la autosuficiencia. Estás completamente por tu cuenta.


La regla de oro en el proceso es “Piensa por ti mismo”. Piensa por ti mismo y descubre lo que es verdad. Es todo lo que necesitas saber para despertar. Siéntate y pregúntate qué es verdad hasta que lo sepas. No sigas a nadie. Quédate en la pregunta. ¿Qué es verdad? ¿Quién soy? Todo está disponible para la realización directa.


Aquellos que saben pensar

no necesitan maestros.

- Mahadma Gandhi -


Artículo recomendado: Incorrecto Vs. Fluir naturalmente


© Creado por Diego Palma

© Administrado por Arué Palma

  • Black Facebook Icon
  • Icono negro Vimeo
  • Black YouTube Icon